Haciendo mi parte (hasta ahora)

Publicado por Norberto Herz el 08 de Marzo de 2018

El abuso hacia una minoría está mal. Siempre estuvo mal, pero en esta época, es simplemente inaceptable. Un enunciado simple, ¿no? Es algo en lo que todos podríamos estar de acuerdo. Y sin embargo, el abuso sigue allí.

Soy un hombre blanco en mis 30s y se me hace difícil encontrar mi lugar en esta lucha. Soy un hijo del patriarcado y estoy seguro que estoy lleno de patriarcado. También estoy seguro de que no quiero ser parte del problema. También estoy seguro de que quiero ser parte de la solución.

En Argentina, donde yo vivo, la violencia contra la mujer es alarmante. Todas las semanas vemos en las noticias un nuevo caso de alguna mujer secuestrada, violada y asesinada. Hay grupos manifestándose y luchando para que este problema sea considerado seriamente por las autoridades. Estos grupos tienen sus pensamientos, sus voces y sus métodos, y la sociedad no está completamente alineada con los mismos. Esto no es necesariamente malo, son solo opiniones. Pero desafortunadamente, la sociedad se está olvidando de seguir acompañando la lucha contra la violencia de género dejando de lado cualquier afiliación. Estoy simplificando una situación bastante compleja para enfocarme en algo que considero importante. Hay gente, en donde me incluyo, que entiende que el cambio necesita de nosotros. Necesita que nos miremos hacia adentro, que reconozcamos lo que estamos haciendo mal, y que cambiemos rápido. Lograrlo es difícil (incluso si estamos intentándolo de verdad), y puede que necesitemos ayuda. Puede que necesitemos ser educados.

Varios años atrás, mi esposa y yo empezamos a tratar estos temas. Desde ese momento, tenemos algunos debates esporádicos. Yo ya conocía los problemas más grandes. Sabía que había violencia, discriminación y desigualdad de género. Pero había muchos conceptos más finos que estaban muy lejos de mi universo observable. Ella fue increíblemente paciente conmigo mientras me enseñó sobre estos temas. La mayoría de esos conceptos (alguna vez) imposibles, hoy son hechos para mi, y por eso, le estoy inmensamente agradecido.

Sigue siendo difícil encontrar la forma de hacer mi parte, pero acá va un intento: Buscar un terreno conocido, enfocarse en aprender lo que se puede hacer allí y empezar a hacerlo. Yo conozco las empresas. Estuve trabajando en empresas durante toda mi carrera. Actualmente soy Manager de Ingeniería causa y/o efecto de mi interés en construir culturas organizacionales. Vi como en las empresas se puede educar de adentro hacia afuera, algunos temas de impacto social. A pesar de que la violencia de género no empieza (generalmente) dentro de las empresas, en las mismas se pueden identificar problemas que exponen pensamientos patriarcales: diferencias salariales, acoso sexual y sesgo por aceptar una idea si viene de un hombre, solo por mencionar algunos.

Como parte del rol, yo debería estar haciendo lo mejor que puedo para garantizar un ambiente de trabajo “seguro”. Por este motivo, pasé el último año aprendiendo acerca de problemas vinculados con inequidad de género y estrategias para prevenirlos o detectarlos y resolverlos. Durante este tiempo leí incontables publicaciones y elegí algunas para compartir con ustedes. Algunas consideraciones:

  • No estoy de 100% de acuerdo con el contenido de todos los artículos que estoy compartiendo, pero los considero material para reflexionar. El criterio de selección no está basado en mis opiniones sino en el valor que creo que pueden aportar al lector.
  • Escribí un comentario por cada publicación. Con este comentario no estoy intentando explicar conceptos porque no me considero una voz autorizada para hacerlo. Por supuesto que tengo una opinión formada y me encanta compartirla (contáctenme vía twitter si quieren saber más acerca de lo que pienso). Pero de la misma manera en que mis opiniones no formaron parte del criterio de selección, intenté despojarme de las mismas para escribir las descripciones de las publicaciones.

Espero que ya estén haciendo lo mejor que puedan, y si no, espero que esta información les sea útil para mejorar.


Artículos

Ser un aliado efectivo para mujeres y gente no-binaria

https://codeascraft.com/2016/10/19/being-an-effective-ally-to-women-and-non-binary-people/

Este es mi favorito por 2 motivos:

  • Siempre sentí que hay falta de definiciones acerca del tema y que esto complica la comunicación y la educación.
  • Básicamente responde mi mayor pregunta: Cómo ayudar.

Soy una mujer en tecnología y esto es lo que quiero de una compañía

https://code.likeagirl.io/i-am-a-woman-in-tech-and-this-is-what-i-want-in-a-company-f6177569a287

La lista es clara, concisa y a la vez, llena de argumentos. Mientras la leía descubrí algo interesante: Son todas cosas que yo también quiero ver en una empresa cuando la estoy evaluando. Ese podría ser un gran indicador de “igualdad”. Me hizo entender que parte de la solución es querer lo mismo que ella quiere y hacer mi trabajo para que las empresas en donde trabajo cumplan con esos requerimientos.

Así funciona el sexismo en Silicon Valley

https://medium.com/the-cut/this-is-how-sexism-works-in-silicon-valley-affd91ad8eb

Una declaración detallada acerca de cosas que le sucedieron a Ellen Pao. La narración cuenta momentos tan absurdos que se me hicieron difíciles de procesar. Es tan indignante que tuve un impulso por escribirle para preguntar si había algún tipo de adorno o licencia poética. No lo hice. Dicho sea de paso, no creo que habría tenido el mismo impulso si la historia la contaba un hombre. ¿Qué tan profundo se puede esconder el pensamiento patriarcal? No estoy orgulloso de esto que cuento, y espero poder seguir detectando estas fallas hasta deshacerme de ellas. En fin, su carrera es fascinante y mientras investigaba un poco, descubrí que el artículo es parte de su libro “Reset: My Fight for Inclusion and Lasting Change” que empezaré a leer tan pronto como termine con el que estoy leyendo.

El oscuro (no tan pequeño) secreto de la industria de la tecnología

https://code.likeagirl.io/techs-dirty-not-so-little-secret-86c154ca5b23

Si encontraron chocante el artículo de Ellen Pao, lamento informar que no es un caso aislado. Para los amantes de los datos, este artículo nos cuenta que de un grupo de 800 mujeres, 300 han sufrido algún tipo de acoso. Los números son desalentadores pero hagamos algo al respecto. Recordemos que si no somos parte de la solución . . . (ver el siguiente artículo).

Quedándonos sin tiempo

https://code.likeagirl.io/running-out-of-time-6cefc7b5bcf6

Escrito por un ex-compañero, su reflexión acerca de su rol en relación con esta problemática, cómo necesitamos empezar a evaluarnos, reconocer nuestras limitaciones y estar dispuestos a entender, aprender y cambiar.

Soy una ex-lider técnica (mujer) en google y estoy cansada de nuestro enfoque de diversidad

https://medium.com/the-mission/im-an-ex-google-woman-tech-leader-and-i-m-sick-of-our-approach-to-diversity-17008c5fe999

Una crítica compleja y consciente al enfoque que se utiliza para solucionar problemas de inclusión. La autora explica que teniendo fuentes de candidato donde el 90% son hombres, forzar tener equipos más balanceados requiere bajar la vara y contratar más mujeres menos calificadas, lo que termina alimentando a aquellos que sostienen que “las mujeres no son tan buenas como los hombres en tecnología”.

Dirigiendo un negocio con tetas

https://medium.com/fuzzy-sharp/running-a-business-with-boobs-the-things-i-never-say-ac58a48c674

La mentalidad cerrada no parece solucionarse con casos de éxitos. Este artículo nos cuenta que no solo la inequidad de género no termina cuando una mujer alcanza un hito en su carrera, sino que por el contrario, empeora.

The myth of the cool tech girl

https://code.likeagirl.io/the-myth-of-the-cool-tech-girl-7868fa63769b

Algo chocante. Personalmente me hizo pensar en algunas colegas con las que trabajé y que puedo identificar parcialmente con la descripción. Me pregunto si se sentían así y si hice todo lo que estaba a mi alcance para que eso no fuera así.

Meditando acerca de un año muy raro en Uber

https://www.susanjfowler.com/blog/2017/2/19/reflecting-on-one-very-strange-year-at-uber

El primero de muchos artículos que expusieron que la cultura en uber no estaba pasando por su mejor momento. Todo comenzó con un problema puntual de sexismo, que luego de una sucesión de “episodios desafortunados” terminaron con la expulsión de Travis Kalanick, CEO de Uber allá por Junio del 2017. Te habías olvidado de esto? No deberíamos tolerar este tipo de conductas de nadie. Ni de la persona más nueva en la empresa, ni del CEO de la misma.

Si el género y la raza son construcciones artificiales, ¿realmente importa la diversidad?

https://extranewsfeed.com/if-gender-and-race-are-artificial-constructs-does-diversity-matter-61e34c47c097

Un análisis algo filosófico (demasiado, en mi opinión) acerca de cómo las sociedades asignan un peso subjetivo a características objetivas, y cómo el modelo de diversidad se construye sobre una paradoja que indica que debería ser entendido pero invisible a la vez. Un artículo que quise dejar de leer varias veces, pero que llegó a algunas conclusiones interesantes.

Lo siento, no sos igual

https://medium.com/@dinachka82/about-your-poem-1f26a7585a6f

En respuesta a este artículo (que, en mi opinión, debería estar linkeado en la respuesta). Leí la publicación original y encontré un par de puntos bastante débiles. En la respuesta, mucha información e historia acerca de cómo se consiguieron algunos derechos y el reconocimiento a las mujeres que pelearon por los mismos.